¿Has dudado alguna vez de tu talento?

Gabriela VacaPorGabriela Vaca

¿Has dudado alguna vez de tu talento?

¿Qué nos respondería Jack Ma – Fundador de Alibaba Group – que fue rechazado en más de 30 trabajos antes de convertirse en el magnate de China?

Ciertamente el reconocimiento de los demás, ya sean jefes, compañeros de trabajo o amigos es uno de los motivadores externos más fuertes que tenemos. Por lo tanto, la ausencia de este reconocimiento usualmente provoca desánimo, dudas de la calidad de nuestro trabajo e incluso dudas acerca de nuestras capacidades.
La perseverancia de Jack Ma es digna de admiración, más aún no todos podemos tener la misma reacción ante el rechazo de los demás. Esto se debe, a las distintas experiencias que desarrollan una forma de responder a estímulos externos en cada uno, haciendo que la dependencia al reconocimiento externo pueda ser más marcada en una persona que en otra.

¿Qué hacer para evitarlo?
1. Primero, identifica la frecuencia y situaciones en la que dudas de tu potencial.
¿En qué momentos te sientes así? Es cuando no apoyan tus ideas, cuando te evalúan, cuando presentas un trabajo y no te felicitan, etc. Esto te permitirá determinar si tienes una dependencia al reconocimiento externo.

2. Decide si en realidad quieres conservar o no ésta dependencia.
En algunos casos puede ser muy recurrente el reconocimiento externo, que en realidad no veas necesario trabajarlo en este momento. Por otro lado, si quieres dejar de depender del reconocimiento de los demás, debes decidir hacer un esfuerzo genuino para lograrlo.

3. Obsérvate como un espectador
Cuando te encuentres en una situación en la que no recibas el reconocimiento esperado, toma conciencia de lo que sientes en ese momento: ¿qué sucede en tu cuerpo y qué pasa por tu mente?, ¿qué impacto tiene esa duda en tus resultados? Obsérvate como si tuvieras el rol de un espectador. Este ejercicio requerirá constancia, sin embargo cada vez te resultará más fácil tomar conciencia.

4. Da el primer paso
Evalúa si esas sensaciones se deben a que no se cumplieron las expectativas que tú creaste en tu mente. De ser así, puedes empezar a apalancarte en la satisfacción de los logros alcanzados para reemplazar la expectativa del reconocimiento de otros. Una práctica efectiva y fácil de aplicar es llevar un registro de todos tus logros y revisarlos frecuentemente.
Las dudas también pueden presentarse por sentimientos de inseguridad, baja autoestima o situaciones de estrés que deberían ser trabajados con el acompañamiento de un Coach Profesional.

El dudar de nuestras capacidades es universal, es parte de la naturaleza humana. Lamentablemente, puede convertirse en un saboteador de nuestros éxitos. Es por esto, que si en algún momento dudas de tu potencial, en lugar de subestimarlo o luchar…, contrólalo. Profesionales expertos te acompañarán en este proceso.

Acerca del autor

Gabriela Vaca

Gabriela Vaca administrator

Deja un comentario